Yoga para la espalda

¿Le duele la espalda por las horas que pasa en la oficina y con una mala postura o sencillamente porque es una parte vulnerable que descuidamos a la hora de hacer deporte y en nuestro día a día?

 

La postura de la flexión hacia delante sentada, Paschimottanasana, ayuda a evitar desgarros en los isquiotibiales, alivia el dolor y la tensión de las caderas y descarga la tensión de la parte lumbar de la espalda al estirar y alargar los tendones de la corva, un punto débil para muchos atletas.

 

Puntos esenciales:

  • Piernas rectas
  • Mantener el pecho abierto
  • Deja caer los hombros

 

Para construir la postura comience sentado, con las piernas activas pegando los muslos hacia el suelo y los pies en vertical como si quisiera llevar sus dedos hacia usted. Al inspirar lleva los brazos hacia arriba, estira la columna y activa un poco más las piernas alejando los talones. En una exhalación inclínese hacia delante desde las caderas, manteniendo la espalda recta, lo último que baja es la cabeza. En cada exhalación puede acercar un poco más la cabeza hacia las piernas. Puede aguantar la postura durante unas cinco respiraciones y luego deshacer lentamente.

 

 

La manera correcta de hacerlo

 

No pasa nada si al principio no llega hasta abajo, con práctica constante seguro que gana flexibilidad y todo su cuerpo se lo agradece.

 

La manera incorrecta

 

Uno de los errores más comunes que se suele cometer con esta postura generalmente, es hundir el pecho y encorvar la espalda antes de entrar en el estiramiento. Trate de mantener el pecho abierto todo el rato, tirando con las manos para llevar el pecho hacia delante y posteriormente hacia abajo.