Algunos estudios han demostrado que cada uno de estos consejos acelera tu metabolismo, con lo que tu cuerpo baja de peso de forma más rápida, sana y natural en menos tiempo y con menor esfuerzo.

 

Hacer ejercicio: Al entrenar dos veces por semana, reviertes el 50% del retraso en el metabolismo que llega de forma inevitable con la edad.

 

El ejercicio aeróbico no trabaja los músculos, aunque acelera el metabolismo en las horas después del entrenamiento.

 

Llevar una vida activa: Estar en constante movimiento y reducir el tiempo que pasas sentado te permitirá quemar calorías durante todo el día.

 

Cualquier ejercicio o movimiento extra quemará calorías, siendo importante por tanto encontrar momentos del día en que te muevas.

 

Intervalos de tiempo: Ya sea que salgas a caminar, correr o nadar aumenta la intensidad durante intervalos de 30 segundos, para luego volver a la intensidad normal.

marathon-1649905_1280

Esto te ayudará a consumir más oxígeno y hacer trabajar a las mitocondrias para quemar energía. Además, incrementará el número de mitocondrias de tu organismo y su eficiencia para quemar energía.

 

Beber suficiente agua: Tu organismo necesita agua para procesar las caloría. Si estas deshidratado, tu metabolismo puede desacelerarse.

En un estudio, los hombre que bebían ocho o más vasos de agua al día quemaban más calorías que los que bebían cuatro.

 

Comer snacks cada 3-4 horas: Comer más a menudo te puede ayudar a perder peso. Al comer mucho con muchas horas de por medio, tu metabolismo se desacerela. Comer un aperitivo cada 3-4 horas hace que tu metabolismo acelere y quemes más calorías a lo largo del día.

 Snacks

Por otra parte, comer aperitivos-sandwich integral, frutas- hace que se coma menos en el almuerzo o cena.

 

Dejanos tu comentario